Consultoría organizacional: un ‘salvavidas’ empresarial

Las empresas no siempre pueden solucionar los problemas por sí mismas ni con sus propios recursos internos. En esa dirección viene en auxilio la consultoría organizacional, representada en firmas y profesionales capaces de resolver situaciones.

También llamada consultoría de empresas, este instrumento representa en muchas ocasiones un salvavidas para los directivos en la solución de problemas que implican cambios internos profundos, como reestructuraciones, reingeniería y reconversiones.

La consultoría organizacional no es nueva. Su inicio data desde la revolución industrial. Sin embargo, en las últimas décadas su aplicación ha dado un salto cualitativo y cuantitativo. 

Esto se debe a la creciente complejidad de los negocios, el progresivo desarrollo tecnológico, la necesidad de utilizar nuevos conocimientos y las técnicas de mantenerse en un mercado más competitivo y agresivo.

La asesoría de empresas es una forma de transferencia tecnológica, pero no se realiza de manera permanente sino temporal dentro de un proyecto para dar soluciones a problemas y situaciones específicos.

Existen innumerables metodologías para aplicar este tipo de asesoría a las organizaciones, ya que lo más frecuente es que cada firma auditora y los profesionales de esa disciplina adapten sus conocimientos a la realidad de la empresa donde realizan el proyecto.

No obstante, hay una premisa común que consiste en combinar la parte técnica y la humana involucradas en el proyecto que se lleva adelante.

Sobre las etapas a acometer en la consultoría organizacional, las fases que están generalmente aceptadas son preparación, diagnóstico, planificación de las medidas o plan de acción, la aplicación del mismo y la finalización del proyecto. Esta última etapa incluye la evaluación, el informe final, el establecimiento de los compromisos y los planes de seguimiento.

La consultoría de empresas es un servicio profesional muy importante y de gran utilidad para los directivos de las compañías, pues permite identificar los principales problemas que afectan a sus organizaciones en el logro de sus propósitos fundamentales y objetivos emanados de la misión corporativa.

Además, este instrumento permite analizar las causas que provocan el problema, identificando sus raíces, a fin de proyectar las acciones de funcionamiento e implantación.

Si bien la consultoría organizacional es asunto de los directivos de las empresas, en el proyecto resulta indispensable para su éxito la participación de los empleados.

Referencias:

https://www.gestionyadministracion.com/consultoria/consultoria-organizacional.html

https://www.gestiopolis.com/el-proceso-de-consultoria-organizacional/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s